LOS PELIGROS ASOCIADOS AL CONSUMO DE ENDULZANTE ARTIFICIALES

 


En esta edición, nuestra columnista de nutrición Isela Febres no habla sobre los endulzantes que empleamos comunmente en nuestra dieta diaria, representando un riesgo asociado a su consumo y la razón por la que se recomienda emplear endulzantes naturales.

Por Isela Febres


Coca Cola ‘zero’ o ‘diet’, ‘diet lemonade’, gelatina, goma de mascar y yogurt ‘Sugar-free’ son solo algunos ejemplos de la enorme cantidad de productos con endulzantes artificiales que se ofrecen en el mercado como alternativa a las bebidas y productos endulzados con azúcar. Inicialmente se ofrecían con la idea de presentar una alternativa ‘dulce’ a las personas que padecen de diabetes. Sin embargo, se han popularizado mas en la población con sobrepeso que intenta consumir menos calorias y asi perder peso.

Entre los endulzantes mas conocidos están el Splenda (sucralosa) y Equal (aspartame & maltodextrina). Son productos artificiales diseñados para ‘engañar’ al cerebro y brindarle la sensación de dulzor sin las calorias asociadas al azúcar refinada. Supuestamente estos productos deberían pasar por el tracto digestivo sin ser absorbidos como el caso del azúcar y así tener un efecto “0 calorias”. Sin embargo, la evidencia en contra de los endulzantes artificiales es tan convincente y los peligros tan desconcertantes que es importante entender los riesgo asociados a su consumo. El aspartame está entre los peores del grupo, y en general, las personas que consumen aspartame tienden a estar en peor estado de salud. También tienden a desarrollar una adicción a los alimentos azucarados.

EndulzanteArtificial-46-1
Endulzante Artificial

El aspartame es quizás el endulzante mas consumido en el mundo puesto que se utiliza en casi todas las bebidas ‘diet’ y demás productos ‘sugar-free’ o ‘0 calories’. Está compuesto principalmente por ácido aspártico y fenilalanina. La fenilalanina es modificada sintéticamente para portar un grupo metilo, que proporciona la mayoría de la dulzura. Esa unión de metil fenilalanina, llamado un éster de metilo, es muy débil, lo que permite que el grupo de metilo en la fenilalanina se rompa fácilmente y forme metanol.

A pesar de que los endulzantes artificiales son promovidos para la perdida de peso, otros estudios han demostrado el efecto contrario.

Se afirma que el aspartame es seguro porque el metanol también se encuentra en frutas y vegetales. Sin embargo, en las frutas y vegetales, el metanol está unido firmemente a la pectina, lo que le permite pasar sin ningún problema a su tracto digestivo. No es así con el metanol creado por aspartame; allí no hay unión de nada que pueda ayudar a eliminarlo de su cuerpo.

El Dr. Woody Monte, experto en toxicología y profesor emérito de Arizona State University en alimentos y química afirma que los humanos son los únicos mamíferos que no están equipados con un mecanismo biológico de protección que convierta el metanol en ácido fórmico inofensivo. Por esta razón es que las pruebas realizadas en animales sobre el aspartame no se aplican plenamente a los seres humanos. En los seres humanos, el alcohol metílico viaja a través de los vasos sanguíneos en zonas sensibles, tales como el cerebro, que se cargan con ADH, que convierte el metanol en formaldehído. Y puesto que no hay catalasa presente, el formaldehído es libre de causar enormes daños en los tejidos. Los síntomas de la intoxicación por metanol son muchos, e incluyen dolor de cabeza, zumbido de oídos, mareos, náuseas, trastornos gastrointestinales, debilidad, vértigo, escalofríos, lapsos de memoria, entumecimiento y dolores punzantes en las extremidades, alteraciones de conducta y neuritis.

Existen problemas graves asociados con el consumos de endulzantes artificiales.

Los problemas más conocidos de intoxicación por metanol son problemas de visión, incluyendo visión borrosa, contracción progresiva del campo visual, oscurecimiento de la visión, daño en la retina y ceguera. El formaldehído es un conocido carcinógeno que causa daño en la retina, interfiere con la replicación del ADN y puede causar defectos de nacimiento. No es sorprendente que el estudio humano más amplio y más largo que examinó la toxicidad por aspartame encontró una clara asociación entre el consumo de aspartame, linfoma no Hodgkin y leucemia.

A pesar de que los endulzantes artificiales son promovidos para la perdida de peso, otros estudios han demostrado el efecto contrario.

Scientific American publicó un artículo que explica la ciencia detrás de este fenómeno. Cuando usted come algo dulce, su cerebro libera dopamina, que le provee una sensación de placer. El centro de recompensa de su cerebro se activa.

La hormona leptina reguladora del apetito también se libera, la que finalmente informa a su cerebro que está “lleno” una vez que ha consumido una cierta cantidad de calorías. Por el contrario, cuando se consume algo dulce pero sin calorías (es decir, un endulzante artificial) la vía del placer de su cerebro sigue activada por el sabor dulce, pero no hay nada que la desactive, ya que su cuerpo todavía está esperando las calorías. Como resultado, usted puede terminar comiendo en exceso.

Los problemas más conocidos de intoxicación por metanol son problemas de visión, incluyendo visión borrosa, contracción progresiva del campo visual, oscurecimiento de la visión, daño en la retina y ceguera.

Según lo expuesto anteriormente, existen problemas graves asociados con el consumos de endulzantes artificiales, especialmente con el mas difundido de todos, el ‘aspartame’. Evite su consumo drásticamente si ya los viene consumiendo y busque alternativas más sanas. Para aquella personas que siguen un régimen para bajar de peso existen endulzantes naturales como ‘’Stevia”, azúcar de coco (coconut sugar), raíz de regaliz (licorice root), jarabe de yacon o “monk fruit”. Por ultimo, al buscar estos endulzantes naturales asegurese de leer bien la etiqueta y los ingredientes sean 100% estos productos sin ningún otros aditivo artificial.


Isela Febres es ingeniera agrónoma y amante de la buena alimentación. Para contactarla, puedes escribirle al correo electrónico iselafebres@yahoo.com

Si te gustó compártelo!