ADOLFO DOMÍNGUEZ SE REINVENTA


En esta edición nuestra columnista de moda nos comparte la nueva colección de la firma española Adolfo Domínguez en la que converge la preocupación por el medio ambiente y una obra del escultor Rodin.

Por Andrea SBlumenkron


El principio básico que permea todo esta colección es el reencuentro de los orígenes, es el resultado de una fusión que ha llegado en este 2019 a enaltecer dos conceptos de tendencias a nivel mundial:

– Preocupación por el medio ambiente que nos rodea. En donde la sustentabilidad es obligatoria, ya que nos indica que no EXISTE PLANETA B.

– La campaña “Pienso y luego compra”.

Adolfo Domínguez apuesta por una mayor calidad y por piezas atemporales; que duren más tiempo en el armario y temporada tras temporada “eso sÍ es sostenible”.

Esta marca de lujo habla en el lenguaje de aquellos grupos de personas en donde el consumo es responsable y se contrapone radicalmente al concepto de Fast – Fashion.

Hablando del segundo tema; Adolfo Domínguez se inspira en la obra de arte “El Pensador” del escultor Rodin, en donde le sugiere al consumidor final  el lema “Piensa, luego compra”. Este concepto nos lleva de la mano a ser conscientes y responsables de nuestra decisión de compra. 

SI TE QUEDA BIEN
SI ES TU ESTILO
SI TE DURA
SI LO NECESITAS

Nos propone una nueva premisa: Si se pone más viejo, si tiene una historia, si tiene algo que contar.

Adolfo Domínguez nos sugiere la experiencia de vivir sus piezas, que valoremos la calidad, el trabajo de sastrería, prendas hechas a mano y la durabilidad de las prendas.

Es una marca que confronta a la industria más contaminante del planeta, la industria textil, en donde los consumidores usan y tiran, como camisetas y pantalones de otras marcas que no duran ni dos lavadas. Las prendas de esta colección traen un idioma claro, la creatividad de los 80’s y el minimalismo de los 90’s. Esta colección viene en líneas rectas, faldas fluidas, volúmenes relajados, tejidos con caída y movimiento, colores neutros, matizados y estampados.

El must de la temporada son: las parkas ligeras, la gabardina envolvente, el trench oversized, la blusa drapeada, el vestido envolvente y drapeado. La chaqueta chal de punto, la falda pantalón, el cargo.

Adolfo Domínguez nos presenta volúmenes novedosos, destacan las formas redondas y cestas que nos remontan a una historia en el campo; volúmenes que convierten las pieles en piezas únicas.

Todas las piezas son creadas y diseñadas después de exhaustivos estudios basados en  las necesidades de la mujer del siglo XXI, en donde la funcionalidad hace fusión con el diseño, las bolsas son ligeras, la mujer puede cerrar el bolso, las asas son cómodas para llevarlas, hay colores vibrantes, neutros y muy combinables.

Hay una nueva propuesta en cocodrilo en tonos nude y azules como tratada en el pasado. Hay otro segmento que llega para el verano, los lugares de calor, las playas, con volúmenes desenfadados y en tonalidades vibrantes desde el amarillo hasta el azul. No olvidemos las mochilas riñoneras y las bandoleras.

BISUTERIA Hay presencia del nuevo logo de la marca, prendas naturales, piezas inspiradas en los 80’s.

CALZADO Las hormas son las protagonistas junto con el color, desde un hielo, frambuesa, lilas, mostaza, azules y tacones metálicos.

COMPLEMENTOS Con estampados y diseños increíbles, lo podemos usar en el cuello, asas de bolsa o la muñeca de la mano.

CINTURONES En su mayoría de piel en colores muy combinables, de cuero, negro y otros de textura naturales entintados con colores vegetales u asimétricos.

CHALES En temas de acuarelas y graffitis de gran calidad por la materia prima que se utiliza y el canutillo.


Para más información: contacta a Andrea SBlumenkron a través de su correo asalcedo@me.com o en Instagram: @andreasblumenkron

Si te gustó compártelo!