BIENESTAR

LOS LÍMITES DE LOS PADRES


La independencia de los hijos se comienza a desarrollar desde muy temprana edad, Ana Willis nos habla en esta edición sobre la importancia que tiene que los padres la fomenten cediendo el control de cómo se deben de hacer las cosas.

Por Ana Willis


Todos hemos escuchado acerca de la importancia de los límites en relación a la paternidad y educación de nuestros hijos. A partir del momento en que nuestros hijos entran a la etapa de la infancia, desde el pediatra hasta las abuelas nos hablan de los límites que se deben de imponer en casa para que nuestros hijos crezcan sanos y felices. Distintos expertos hablan de cómo estos límites contribuyen al sano desarrollo de los hijos al enseñarles que sus padres están ahí para guiarlos y protegerlos. Se describen límites adecuados a cada etapa en relación a la alimentación, el uso de tecnología, las horas de juego, horarios para dormir y comer, entre otras cosas.


Pero, ¿y los límites de los padres? ¿por qué nadie nos habla de ellos?
Hoy en día, ser padres es casi sinónimo de sobre involucramiento con los hijos. Desde antes del embarazo, pareciera que comienza un tipo de carrera y presión por buscar las mejores oportunidades para el futuro de los hijos. Esta carrera arranca con actividades de estimulación para los bebés, participación en deportes y preescolar en la infancia, clases particulares y extracurriculares desde la primaria hasta la preparatoria y un constante empuje por motivarlos a participar en toda actividad que se crea agregarán competitividad en su futuro. En casa se les brinda tutoría con trabajos y tareas, se les apoya con recursos desmedidos y se les impulsa continuamente para seguir un camino hacia el éxito. Los papás enfocan sus vidas en las necesidades de sus hijos y todo gira en torno a encaminarlos al triunfo.


Esta es la cultura en la que vivimos hoy. Una cultura donde se dejó atrás a los Helicopter parents (padres helicópteros) caracterizados por un interés excesivo por la vida de los hijos, para dar lugar a los Snowplow parents, los padres quita nieve. Los Snowplow parents se distinguen por ser padres que en busca de apoyar a sus hijos, remueven todos los obstáculos de su camino. Su mira se encuentra en el futuro y logros de sus hijos, cualquier cosa o persona que entorpezca este objetivo es retirada del trayecto.

El resultado esperado es el éxito profesional y la imagen del hijo feliz e independiente. Se visualiza un futuro donde los hijos son aceptados a universidades prestigiosas de las cuales se gradúan con honores para luego ser reclutados en importantes trabajos. Se cree que al quitar todos los obstáculos del camino, se les está facilitando la vida y haciendo lo mejor para ellos.

Sin embargo, esta práctica más comúnmente produce el resultado contrario; adolescentes confundidos y desmotivados que no encuentran su camino por sí solos. Adultos jóvenes totalmente dependientes del actuar de los padres. Jóvenes desconectados de su propósito y en muchas ocasiones insatisfechos con su vida. Generaciones acostumbradas a que los padres les resuelvan todos sus problemas e incapaces de tomar decisiones por si solos. Hijos que cuentan con muy pocos recursos para salir adelante.

De ahí la importancia de hablar de los límites para los padres. De darnos cuenta de que mientras hacemos por nuestros hijos más los estamos incapacitando para que desarrollen habilidades como la resiliencia y el empuje para luchar por sus objetivos. La independencia de los hijos se comienza a desarrollar desde muy temprana edad y es importante que los padres la fomenten cediendo el control de cómo se deben de hacer las cosas.
Los límites de los padres involucra intervenir menos en sus problemas y guiarlos a que ellos busquen su propia solución. Implica dejarlos caer y fallar para que puedan aprender de sus errores y desarrollen carácter. Requiere ceder la dirección de sus vidas para dejarlos explorar y encontrarse a sí mismos.

Poner límites en los padres significa confiar en que nuestros hijos encontrarán su propio camino y que nosotros solo estamos aquí para acompañarlos.


Ana Willis es psicóloga de México. Cuenta con Maestría en Psicoterapia Psicoanalítica y entrenamiento en Terapia Familiar Sistémica. Actualmente consulta en al área de The Woodlands, TX. La puedes contactar por medio de su página – resourcesbyanawillis.com

Si te gustó compártelo!