NUTRICIÓN

RELACIONES DE PAREJA SE ASEMEJAN A LA QUE TENEMOS CON LOS ALIMENTOS


En repetidas ocasiones seguramente has llegado a escuchar que somos la relación que tenemos con respecto de la comida y que algo similar ocurre con nuestras amistades, pareja, hijos, e incluso colegas y vecinos. Nuestra columnista de nutrición, Monica de la O, nos comenta sobre esta similitud.

Por Mónica de la O


Evidentemente esto es más complejo de lo que podríamos abordar en este segmento, sin embargo terapeutas, nutriólogos, psicólogos y health coaches en nutrición o health coaches de vida también hemos llegado a la conclusión que dicha aseveración esconde verdades.

Y como estamos en un mes y periodo tan bonito donde comercialmente recordamos que el mes del amor y la amistad están aquí, y que hay mucho por celebrar, es primordialmente con nosotros donde hay que comenzar por celebrar el amor y la relación que tenemos con nuestros semejantes, incluida la comida.

Que hacer y que es importante considerar para tener una sana relación, aquí te menciono algunos puntos básicos que te ayudaran de manera simple pero importante de por vida.

1. Come conscientemente. Cuando nos percatamos de lo que está en nuestro plato,como en la vida. Valoramos más que rico es comer, identificar olores, sabores, así como tener una pareja que nos construye y a la cual aportamos parte de nuestro mejor ser. Y si, también cuando hay algo no muy nutritivo puede ser que nos haga daño o nos haga pasar un mal momento, igual así con las relaciones humanas, busquemos quien nos nutra y a quien aportemos a su vida, dejándonos entrar positivamente. Sin imponernos.

2. Come de todo, prueba de todo. Es importante ser incluyente, no decir no antes de probar algo que sabemos han cocinado con cariño y que quizá no habíamos siquiera pensado en hacer. No hablo de ir en contra de la salud, creencias o consciencia de nadie. Simplemente comer balanceado. Es algo así como tener amigos de diferentes creencias, preferencias, latitudes sin juzgar antes de conocerles.

3. El tiempo es importante. Dediquemos tiempo a la acción de comer, son 20 min máximo en ocasiones que tenemos para disfrutar un alimento, bueno pues hagámoslo con conciencia, con detenimiento, triturar bien la comida al masticar no solo apoya la mejor asimilación de los nutrientes sino ayuda a digerirlos mejor. Es así como el tiempo dedicado a sostener una conversación, o tiempo con la familia, los hijos, la pareja e incluso con los vecinos, en verdad, si son pocos hagámoslo con consciencia y calidad. Muchos se percatarán de ellos, otros no. Sin embargo habremos de llevarnos ese día una sonrisa y gran satisfacción gratis por dar lo mejor de nosotros a otros: nuestro tiempo.

4. Come cuando tengas hambre. Comer por comer, es algo así como hablar con la gente porque estamos aburridos o no sabemos estar con nosotros mismos. Aprendamos que cuando el cuerpo ha pasado un min de 4 horas sin alimento empieza a tener y generar una reserva de glucosa que se almacena en el cuerpo. Lo mismo cuando no tenemos ganas de salir o ver a alguien y pensamos, lo hare solo porque es mi mamá o mi mejor amiga. No destinemos tiempo bueno a la acción mala, hagamos encuentros con calidad y amor.

5. Para de comer cuando estés satisfecha. Es importante conocer nuestros límites y no comer pues hay comida en el plato o porque ya “queda un huequito” o por que hace mucho no como este postre, seamos conscientes, y esa palabra la reitero varias veces por que la conciencia nos acerca con la realidad. Alimentarnos no significa quedar saciados de algo, sino alimentados y habiendo disfrutado de un rico alimento. Tengamos relaciones nutritivas no invadir el espacio del otro es como saber cuando detenerse a dejar de comer cuando ya no tenemos apetito. 

6. No tengas comida que te conflictúe o no le nutra, simplemente no la adquiera. El tener asociaciones con personas y familia o amigos que no nos beneficia emocionalmente hablando es casi como comer todos los días donas o papas fritas. Serán muy de antojo la primera vez pero sabemos que nada nos nutre y mucho nos altera la salud física. Compremos aquello que nos nutre, que nos deja con un grato sabor después de haberlo consumido y no tengamos “lugares secretos” de comida chatarra.

7. No se acerque la bolsa completa. Porciones pequeñas es siempre mejor. Relaciones con espacio y tiempo es mejor, damos cabida a disfrutar los tiempos de familia, de pareja, de amigos. Calidad es muy importante y cantidad también.

Comer por comer, es algo así como hablar con la gente porque estamos aburridos

8. Identifique la diferencia entre snack y un gusto. Es permitido en la vida de todos tener un treat o un gusto eventual pero no es igual a comer una colación o snack nutritivo como parte de nuestra dieta balanceada y “pensar” que es el momento de snack con dona, un late con toping, o un helado. Esos no son snacks son excesos y hay que dosificarlos. Habla de nuestras elecciones y lo que a la vez damos a los demás.

9. Los snacks no son comida. Los snacks son alimentos que nos permiten esperar al siguiente alimento fuerte o de mayor ingesta calórica y valor nutricional se refiere. Elijamos aquello que nos nutre pero no sustituyamos el alimento que nuestro cuerpo necesita para desempeñarse durante el día. Y así empleemos el sano juicio con las relaciones entre personas. Elijamos tener una sana relación con la mayor parte de la gente, pero sepamos distinguir a los verdaderos amigos, y personas que nutren nuestra vida.

10. No coma para mover la báscula hacia abajo. Coma para nutrirse. Coma inteligentemente no a favor de restar peso en la báscula. Rodéese de amigos y personas que la eleven, que le hagan bien y que en su vida le recuerden que están ahí por quien es Ud. No por ser más o menos delgado o más o menos famoso y pertenecer a tal o cual club y actividad. Elija con consciencia.

11. No dejes que la comida interfiera con tu vida diaria. Coma con balance, para reunirse socializar, departir.Se flexible y permisible con sus horarios como con las relaciones que tiene en su vida. Sea flexible disfrute estar en compañía y en solitario, sepa que lo que le define es la relación de armonía que construye a diario para sí mismo y para otros. 

Y un último y no menos importante consejo, recuérdese lo valioso que es contar con Ud. en este mundo, la valiosa aportación que hace a diario a este mundo con su sonrisa, su actuar y su forma de ser, así tal cual sea, el cariño cuando hace algo por los demás, por su familia y amigos o vecinos. Así de importante es la relación que debemos buscar tener con la comida, en armonía y con amor. 

Feliz día de San Valentín y bienvenida la Primavera!


Mónica de la O es Nutrition Health Coach certificado por IIN Institute New York y la puedes contactar a través de su correo electrónico: monicadlo@outlook.com

Si te gustó compártelo!