7 RAZONES PARA CONSUMIR PREBIÓTICOS DIARIAMENTE

prebioticos


Por Isela Febres


Hoy en día nuestra dieta alimenticia muy probablemente no refleje lo que nuestros ancestros hace más de cien años consumían. ¿Qué ha cambiado? Nos hemos olvidado de la fibra de los alimentos. Esa fibra que no se procesa en el estomago sino que llega al intestino delgado, más específicamente al colon y es fuente alimenticia de las bacterias benéficas. Los prebióticos son el alimento de las bacterias benéficas, son específicamente oligosacáridos o carbohidratos prebióticos.

prebioticos

Las bacterias benéficas cumplen un rol importantísimo en nuestra salud diaria. Es un mundo bastante complejo que vive en nosotros y que no deberíamos olvidar. Puntualmente podríamos decir que nuestra salud radica en el balance y diversidad de esta flora intestinal, o lo que hoy en día se conoce como microbioma. El microbioma ha sido poco estudiado pero estudios recientes confirman la importancia de mantenerlo en balance y diverso, ya que está íntimamente relacionado a todas las funciones de nuestro organismo. Los prebióticos, junto a los prebióticos (bacterias y levaduras benéficas que viven en el intestino) cumplen un rol importante en la reducción de la inflamación y el riesgo cardiaco.

Algunos beneficios del consumo de prebióticos:

Mejora la digestión y salud del tracto digestivo. Las bacterias benéficas tienen la capacidad de consumir la fibra no procesada y a su vez producir ácidos grasos de cadena corta que cumplen un rol de gran importancia en la salud del tejido intestinal. También ayudan a regular los niveles de electrolitos del cuerpo como el sodio, magnesio, calcio y agua evitando así problemas de diarrea, mejora los síntomas de enfermedades crónicas como el síndrome del colon irritable, intestino permeable, enfermedad de Crohn y candidiasis.

Mejora la respuesta del sistema inmunológico y previene el Cáncer

“El efecto prebiótico” está asociado a la modulación de la actividad del sistema inmunológico, la reducción de la concentración de enzimas promotoras del cáncer y residuos putrefactos del intestino. Se reduce el riesgo de gastroenteritis e infecciones en incluso la respuesta alérgica a los alimentos. También se ha demostrado que ambos, prebióticos y prebióticos reducen el pH del tracto intestinal  que inhibe el crecimiento de patógenos y bacterias dañinas.

La forma en que los prebióticos mejoran el sistema inmunológico, es justamente la prevención o tratamiento de infecciones urinarias, problemas estomacales, resfríos en influenza, problemas cognitivos e incluso el cáncer. El cáncer de colon es un ejemplo de un colon lleno de residuos tóxicos y se ha demostrado que el consumo de alimentos prebióticos puede reducir la incidencia de tumores y células cancerígenas.

Disminuye la inflamación

Los prebióticos ayudan a reducir la inflamación, que es la causa principal del riesgo cardiaco. Las personas que consumen alimentos con fibra tienen niveles saludables de colesterol  y menor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Mejoran los procesos metabólicos que previenen la diabetes tipo 2 y obesidad.

Reduce el riesgo de la enfermedad cardiaca

El consumo de alimentos con mucha fibra reduce la producción de radicales libres e inflamación y reduce la resistencia a la insulina. Los prebióticos tienen un efecto hipo-colesterol evitando el riesgo cardiaco y enfermedades auto-inmunes como la artritis. Otro beneficio es la regulación de los minerales incluyendo el potasio y el sodio, responsables del control de la presión arterial.

Ayuda a mantener un peso saludable

Un estudio del 2002 de la British Journal of Nutrition dice que los alimentos prebióticos brindan una sensación de saciedad mayor, previene la obesidad y promueve la perdida de peso. A nivel hormonal, reduce la producción de gerelina, la hormona encargada de decirle al cerebro que es hora de comer.

Promueve el bienestar del tejido oseo

Debido a que los prebióticos mejoran la absorción de minerales como el calcio y magnesio, mejoran la densidad ósea y previenen la osteoporosis.

Regula las hormonas y promueve un mejor estado
de animo

Estudios sugieren que el estado de ánimo y el balance hormonal son afectados por una combinación de factores que básicamente define el estado del micro bioma o las bacterias que habitan el tracto intestinal. El intestino absorbe y metaboliza los nutrientes de los alimentos que son utilizados después para de la funciones neurotransmisoras  que crean las hormonas, como por ejemplo la serotonina que controla el estado de ánimo y el stress.


Isela Febres es ingeniera agrónoma y amante de la buena alimentación. Para contactarla, puedes escribirle al correo electrónico iselafebres@yahoo.com

Si te gustó compártelo!