WHISTLER: TODAS LAS RAZONES, EN TODAS LAS ESTACIONES

WHISTLER
El pueblo ha recibido numerosos premios de diseño y ha sido votado entre los mejores destinos en Norteamérica por importantes revistas de esquí durante los últimos quince años.

Por Juliana Fernández


Si eres amante de la adrenalina, un entusiasta de la comida, un experto en arte o alguien a quien le gusta explorar la naturaleza, aquí hay algo para ti.

A tan sólo 2 horas al norte de la ciudad de Vancouver en Columbia Británica, Canadá, se encuentra un pequeño pueblo que esconde magia en cada rincón: Whistler. Considerado como uno de los resorts para esquiar más grandes de Norteamérica, y estación anfitriona de las Olimpiadas de Invierno 2010 y de los Paraolímpicos, este pintoresco lugar se ha convertido en destino turístico de más de 3.5 millones de visitantes anualmente.

Es difícil no enamorarse de Whistler, especialmente cuando vas manejando hacia allá con el mar pacifico a un lado y las montañas al otro.  Una parada segura es el mirador Sea to Sky, donde el paseo en góndola de diez minutos a 885 metros sobre el nivel del mar ofrece vistas panorámicas del fiordo Howe Sound y las montañas circundantes. ¡Una vez que llegas arriba, te esperan muchas más aventuras! En invierno; podrás realizar tubing, caminatas –snowshoeing- o tours en esquíes, en verano; podrás escalar, disfrutar de clase de yoga, rapel o simplemente caminar por los senderos.  En cualquier época del año te deslumbrará el puente colgante y la preciosa vista desde las plataformas. Este es sólo un abrebocas del paisaje que te espera llegando a Whistler.

Una vez que entras al Village, una villa exclusivamente diseñada para peatones, es imposible no asombrarse con las dos imponentes montañas que se encuentran al fondo: Blackcomb y Whistler. Con más de 200 pistas de esquí, 38 teleféricos, 5 parques de nieve y  más de 3,300 hectáreas transitables, este resort cuenta con capacidad para albergar alrededor de 61,000 esquiadores por hora. No obstante, en verano también es reconocido por sus caminos para bicicletas, excursionismo, camping, campos de golf, actividades acuáticas, como kayak y pesca, entre otros. Se ha convertido en el destino por excelencia de aquellos que buscan deportes extremos como ziplining, bungee jumping, rafting, excursiones 4×4 y muchas más.  Los locales comentan como en verano, en un mismo día, pueden estar esquiando en el lago, subiendo las montañas en bicicleta y terminar el día en un glaciar. La versatilidad de este lugar lo hace aún más popular para aquellos que buscan un destino para toda la familia y todas las edades.

Al terminar un largo día de actividades, la ciudad no descansa, la variedad gastronómica y cultural hace de las noches una experiencia más. Whislter y sus alrededores cuentan con alrededor de 200 restaurantes, cafés, bares y discotecas. Así mismo, en diferentes épocas del año se pueden apreciar las exposiciones, eventos y celebraciones como los conciertos al aire libre en verano, el festival de cerveza en otoño o festival de cine y escritura que se hacen anualmente.

Visita este paraíso cualquier época del año y serás arrastrado por la energía única del pueblo y tendrás la oportunidad de vivir aventuras que te inspirarán y desafiarán, o simplemente te relajarán y disfrutarás de los impresionantes paisajes. Independientemente de cómo decidas pasar su tiempo en Whistler, cuando se encuentre en las montañas, respirando el aire puro, se dará cuenta de que hay tanto por descubrir y desearás pronto regresar.


Para más información visita: https://www.whistler.com/ y www.whistlerblackcomb.com

Si te gustó compártelo!